Año Ignaciano

  • Blog

I. ¿En qué consiste?

Es la convocatoria del Padre General de la Compañía de Jesús, Arturo Sosa SJ, a celebrar un año jubilar ignaciano. Con el fin de vivir hoy el camino de transformación personal que llevó Ignacio: desde la herida en Pamplona en la guerra contra los franceses, la agonía de su habitación en Loyola, hasta ver nuevas todas las cosas en Cristo en la cueva de Manresa y culminando la misión universal vivida en Roma.

El AI se abrirá el 20 de mayo de 2021 y durará hasta el 31 de julio de 2022 fiesta de San Ignacio. Se conmemorará los 500 años de la herida de cañón de Ignacio de Loyola en Pamplona y el IV centenario de su canonización.

“Este Año Ignaciano debe ser sobre todo una oportunidad para tener una experiencia. A través de todos los eventos y proyectos que tendrán lugar durante este periodo, queremos invitar a la gente a vivir una experiencia de conversión. Se trata de conocer más claramente a Cristo, de amarlo más profundamente y de seguirlo más íntimamente. Queremos que esta celebración sea una experiencia espiritual”.

Arturo Sosa, S.J. Padre General

II. Logo

El logo fue diseñado por el arquitecto español Emilio Ortiz Zaforas. En latín el nombre del Fundador de la Compañía de Jesús, “Ignatius”, que Íñigo de Loyola adoptó años después de su conversión en 1521. La cruz en el centro de la palabra, y en ella se apunta también al emblema clásico de la Compañía, “IHS”. Al final se enlaza el número 500. Es una grafía contemporánea, que conecta la antigua firma de Ignacio con nuestros días, mediante un nuevo trazo. Quiere conjugar así el tiempo de la conversión de Ignacio con el lema escogido para esta celebración: “Ver nuevas todas las cosas en Cristo”.

III. ¿Qué se pretende realizar durante este año?

Ser actores de la celebración, ver la posibilidad de vivir nosotros lo que vivió san Ignacio. Esto es, su conversión como invitación a dejar algunas cosas y empezar a caminar. Todo desde las cuatro Preferencias Apostólicas:

  • Mostrar el camino hacia Dios mediante los Ejercicios Espirituales y el discernimiento.
  • Caminar junto a los pobres, los descartados del mundo, los vulnerados en su dignidad en una misión de reconciliación y justicia.
  • Acompañar a los jóvenes en la creación de un futuro esperanzador.
  • Colaborar en el cuidado de la Casa Común.

IV. Aspectos a considerar como práctica de vida durante el Año Ignaciano:

  • Tener lucidez sobre la propia vida.
  • Dejar a Dios ser como es.
  • Ver nuevas todas las cosas en Cristo.

V. Fechas cumbres

  • El 20 de mayo de 2021: Inicio del Año Ignaciano.
  • El 12 de marzo de 2022: Jornada central con la celebración del IV centenario de la canonización de san Ignacio, junto con san Francisco Javier, santa Teresa de Jesús, san Isidro Labrador y san Felipe Neri.
  • El 31 de julio de 2022: cierre del Año Ignaciano, fiesta de san Ignacio de Loyola.

“Aprovechemos esta ocasión para dejar actuar a Dios en la transformación de nuestra vida-misión según su voluntad”.

Arturo Sosa, S.J. Padre General
Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *