Reflexión dominical

Reflexión II Domingo tiempo ordinario

Estamos al inicio del tiempo ordinario, (comenzado ya con el bautismo del Señor, el domingo anterior) y la liturgia nos propone una rica mesa de la Palabra en clave vocacional: La historia del profeta Samuel al servicio del templo junto al profeta Elí;  y, esta al instante, ha recibido la acertada y reconocida respuesta del salmo 39: “Aquí estoy Señor para hacer tu voluntad” anticipada ya en el triple “Aquí estoy, porque me has llamado” del Joven Samuel, aludiendo al “3 veces Santo” y su respuesta inducida por el sacerdote “Habla que tu siervo escucha”. Samuel ha nacido de padres avanzados en edad y estériles, por eso cumpliendo lo ofrecido al Señor, a cambio del benevolente don de su concepción, ha sido consagrado al templo, donde recibió la llamada del Señor, en un tiempo en el cual no eran comunes estas manifestaciones. Este es el profeta que unge y acompaña la misión del rey mesiánico, David que, a saber, era también un muchacho cuando aquello sucedió. El relato del evangelio de hoy se encuentra en una llamada semana… Leer más »Reflexión II Domingo tiempo ordinario

Reflexión Bautismo del Señor

Celebramos unidos a toda la Iglesia la fiesta del Bautismo del Señor; es una fiesta muy significativa, porque con ella cerramos todo el ciclo de las fiestas de la Navidad con las que contemplamos el nacimiento del salvador, y comenzamos ahora la contemplación del ministerio público de Jesús, que se inicia justamente con su bautismo en el Jordán. El Bautismo de Jesús es una señal del profundo amor de Dios que ha venido para salvarnos de nuestros pecados. No podemos olvidar que Juan realizaba un Bautismo de conversión con el que se pedía el perdón de los pecados; y sin embargo Jesús, que no tenía pecado, va hasta las aguas del Jordán para mostrar con ese gesto su unión total con nuestra humanidad, el misterio de su abajamiento por amor. Él que siendo Dios se ha hecho hombre para elevarnos y llevarnos de nuevo a compartir la vida de Dios, ha querido bajar hasta las aguas del Jordán para mostrar con ello su unión total con el hombre, compadeciéndose de nuestros pecados para perdonarnos y… Leer más »Reflexión Bautismo del Señor

Reflexión Epifanía del Señor

En el marco de este tiempo de la Navidad, la Iglesia nos regala la Solemnidad de la Epifanía del Señor; una invitación para contemplar de nuevo al niño de Belén y descubrir en su sencillez de niño la manifestación de Dios que viene a salvarnos.  Bien lo había profetizado Isaías cuando mirando a lo lejos dijo: “Un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado; lleva sobre sus hombros el principado. Y se llamará Admirable consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de Paz”. En Jesús, el niño nacido en Belén, Dios ha salido definitivamente de su lejanía para hacerse completamente cercano a los hombres. Ya no es sólo el Dios que se manifiesta en su creación o por medio de mensajeros escogidos por Él y que recibían sus revelaciones; ahora Dios se ha manifestado en la humildad de nuestra carne para pronunciar una palabra definitiva sobre nuestra historia; ahora, más que nunca, podemos experimentar al Emmanuel, al Dios-con-nosotros. Ese es justamente el mensaje que quiere darnos el Evangelio que hemos escuchado, con la… Leer más »Reflexión Epifanía del Señor

Reflexión Solemnidad de Santa María Madre de Dios

Recuerda la Iglesia en el primer día del año la memoria de Santa María, Madre de Dios; el título más grande a que jamás pudo aspirar cualquier ser humano, y que mereció recibir una mujer humilde y sencilla, que supo abrir su corazón a la acción de Dios y que por eso mereció llevar en su seno a aquel que ni el universo entero puede contener. Este misterio de la fe está sintetizado de modo admirable en una escueta expresión de la segunda lectura que hemos escuchado: “A llegar la plenitud de los tiempos Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer”.  Pero este no es un dato menor, no es un detalle sin sentido; el que el Hijo de Dios haya querido llegar al mundo naciendo de una mujer, nos muestra como en el plan de Dios la mujer ocupa un lugar central; en ella, en su seno, se realiza el milagro de la vida, con el que Dios sigue comunicando su bendición y su amor a todos los hombres. Hoy cuando la… Leer más »Reflexión Solemnidad de Santa María Madre de Dios

Reflexión Fiesta de la Sagrada Familia

En el contexto de la Navidad (tiempo de familia), celebramos este domingo resaltando el papel de la Sagrada Familia de Nazaret y valorando la gran familia de la IGLESIA en la que hay lugar para todos formando una sola familia. El Antiguo Testamente no toma como base la vida de los individuos, sino la vida de los pequeños conjuntos sociales: la mujer y los hijos se valoran en relación al padre, lo que se conoce como la época patriarcal. Otros testimonios hablan del valor de cada persona por sí mismo, no por su dependencia del entorno familiar (aquí han encontrado cabida los huérfanos, las viudas y los extranjeros). Para nosotros hoy, es importante sentirnos parte de la gran familia de los hijos de Dios.  Desde la perspectiva bíblica, en línea judía y cristiana, para motivar nuestra reflexión, presentamos las siguientes características de la familia:  La familia judía: el judaísmo es religión de familia, por eso el padre es quien dirige la circuncisión, preside la fiesta de pascua y transmite su identidad nacional a los hijos. Los padres se… Leer más »Reflexión Fiesta de la Sagrada Familia

Reflexión Solemnidad de la Natividad de nuestro Señor Jesucristo

Celebramos con gran alegría la Solemnidad del nacimiento del Señor, y por eso resuenan con especial afecto esas palabras del Evangelista San Juan que escuchamos en el Evangelio: “Y la Palabra se hizo carne, y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria”. En la sencillez del pesebre, rodeado sólo por unos humildes pastores y en medio de los animales que pasaban resguardados la noche, la Virgen ha dado a luz al Hijo de Dios: la luz de la divinidad ha iluminado la oscuridad del portal de Belén y en la belleza y ternura del niño recién nacido contemplamos toda la gloria de Dios. “El cielo en un portal”, dice un antiguo villancico, sintetizando el misterio de este día: misterio de paz y de luz, misterio de gozo como lo contemplamos en el Rosario. Es a ese niño al que Isaías cantaba lleno de entusiasmo y esperanza: ¡Qué hermosos son sobre los montes los pies del mensajero que anuncia la paz, que trae la Buena Nueva, que pregona la victoria”, como leemos en la primera… Leer más »Reflexión Solemnidad de la Natividad de nuestro Señor Jesucristo

Reflexión IV Domingo de Adviento

El reinado de David fue para Israel el comienzo del mayor esplendor en toda su historia; fue el momento en que el pueblo se consolidó como un reino unificado y fuerte, y cuando pudo extenderse a lo largo y ancho de la tierra que les había dado el Señor. Por eso, la figura de David quedará grabada para siempre en la memoria del Israel como el recuerdo de un gran rey; que aún a pesar de su pecado, supo acogerse siempre a la misericordia del Señor y andar de su mano y por eso el Señor lo consolidó en su trono y le concedió prosperidad en sus días. El texto que leemos hoy en la primera lectura, justamente nos habla de esa relación especial de David con Dios. El rey que había conquistado la ciudad de Jerusalén y la había convertido en ciudad capital, quiere construir un templo para que el Señor pueda habitar, y así el arca de la alianza que es el testimonio del amor de Dios a su pueblo no viva más… Leer más »Reflexión IV Domingo de Adviento

Reflexión III Domingo de adviento

Este domingo, tercero de Adviento, se le llama domingo «Gaudete«, domingo de la alegría, por tanto la liturgia nos invita a estar alegres, la antífona de entrada de la Santa Misa retoma una expresión de san Pablo en la carta a los Filipenses, que dice: «Estén siempre alegres en el Señor; se los repito: estén alegres». E inmediatamente después añade el motivo: «El Señor está cerca» (Flp 4, 4-5). Esta es la clave y la razón de nuestra alegría.  Al meditar la Palabra de Dios de este domingo, podemos encontrar integralmente el tema de la alegría, como tema central y predominante, característico del tercer domingo del tiempo de adviento, la alegría y la esperanza cristiana que se fundamenta en la pronta y cercana venida del Niño Jesús.  Me preguntaba… en la coyuntura actual por la que estamos pasando, todos, la entera humanidad, a causa de la pandemia del covid 19, cuando día a día siguen en aumento no solo los nuevos contagios y lo que ello implica, sino las numerosas muertes, el dolor de los deudos, la impotencia de no poder cumplir con los homenajes… Leer más »Reflexión III Domingo de adviento

Reflexión Inmaculada Concepción de María

 “Hágase en mí según tu Palabra” Génesis 3,9-15.20; Salmo 97; Romanos 14,4-9; Lucas 1, 26-38 En el camino de nuestro adviento, en el que unidos a toda la Iglesia nos estamos preparando para celebrar el misterio del nacimiento del Señor, la Iglesia nos invita a contemplar hoy la figura de la Santísima Virgen María, a quien honramos hoy con el título de Inmaculada, reconociendo que en ella Dios obró maravillas inefables al ser concebida sin mancha de pecado. El prefacio de la misa que escucharemos más adelante al presentar las ofrendas en el altar nos recordará que la concepción inmaculada de María fue la manera cómo Dios quiso mantenerla a ella en la plenitud de la gracia para que fuera digna madre de su Hijo. Pero celebrar esta fiesta tiene para nosotros un sentido muy especial: se trata del llamado que Dios nos hace a todos nosotros para que trabajemos en nuestra vida por construir la santidad, como camino hacia la salvación, que es el proyecto más grande y la vocación a la que todos… Leer más »Reflexión Inmaculada Concepción de María

Reflexión II Domingo Adviento

“Comienza el Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios” Isaías 40, 1-5.9-11; Salmo 84; 2 Pedro 3,8-14; Marcos 1, 1-8 Las bellísimas palabras con las que inicia la lectura del profeta Isaías que acabamos de escuchar, son para nosotros todo un anuncio de esperanza: “Consolad, consolad a mi pueblo, dice vuestro Dios”. Se trata del grito de esperanza que el profeta lanza al pueblo que sufre estando en el exilio, lejos de su tierra, y que quieren motivarlos a que reaviven en sus corazones la esperanza que se iba apagando con el dolor que vivían. Y el motivo por el que el profeta canta el consuelo para Israel es la llegada de Dios, que viene a liberar a su pueblo: “Mirad, el Señor Dios llega con poder, y su brazo manda”. Se trata de un anuncio especial que le recuerda al pueblo la fidelidad de Dios que no los ha dejado abandonados a su suerte, ni los ha soltado de la mano, sino que incluso cuando todo parece perdido y cuando las sombras de muerte se… Leer más »Reflexión II Domingo Adviento