Reflexión dominical

XXX Domingo del Tiempo Ordinario (24 de octubre 2021)

Jeremías 31, 7-9; Sal. 125, 1-2ab. 2cd-3. 4-5. 6; Hebreos 5, 1-6; Marcos 10,46-52 La primera lectura del profeta Jeremías, nos ofrece un mensaje de salvación que es digno de resaltar, ya que a este profeta le tocó vivir la tragedia más grande de su pueblo: el destierro de Babilonia. El destierro y su vuelta es semejante al éxodo. El destierro ha marcado a Israel casi como el éxodo. Jeremías fue un profeta crítico, radical, pero en este caso saca de su corazón la mejor inspiración para poner de manifiesto que de un «resto», de lo que es insignificante, puede resurgir la esperanza, e incluso el antiguo pueblo del norte, Israel, volverá a unirse al del sur, Judá, para juntos emprender un marcha hacia la fuente de agua viva, que es Dios. Es decir, para un profeta verdadero toda la historia está en las manos de Dios y el pueblo debe estar abierto a las mejores sorpresas. Jeremías lo hace ver. Sin embargo, lo atractivo de esta lectura es la mención simbólica de los cuatro… Leer más »XXX Domingo del Tiempo Ordinario (24 de octubre 2021)

XXIX Domingo del Tiempo Ordinario (17 de octubre 2021)

Isaías 53, 10-11; Sal. 32, 4-5. 18-19. 20 y 22; Hebreos 4, 14-16; Marcos 10, 35-45 La primera lectura corresponde a un texto que se conoce actualmente como Trito-Isaías, un discípulo lejano, quizá después del destierro de Babilonia (s. VI) del gran maestro del s. VIII, que ha dado nombre al libro. Pero además, este es uno de los textos más claros en los que se pone de manifiesto el valor redentor del sufrimiento. Esto era lo que no admitía el judaísmo y lo que encontró la Iglesia primitiva como la identidad de su Mesías salvador. ¿Cómo podía ser eso que el Mesías no participara de los sufrimientos del pueblo? Un Mesías que viniera a pasearse en medio del pueblo sin experimentar sus llantos no sería un verdadero liberador. Si Dios sufre con su pueblo, también debía sufrir su enviado. La segunda lectura continúa con la carta a los Hebreos en la que se nos muestra el papel del Hijo de Dios como Sumo Sacerdote. Es uno de los pasajes más bellos en esta teología… Leer más »XXIX Domingo del Tiempo Ordinario (17 de octubre 2021)

XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario (10 de octubre 2021)

Sabiduría 7, 7-11; Sal. 89, 12-13. 14-15. 16-17; los Hebreos 4, 12-13; Marcos 10, 17-30 ¿El objetivo prioritario de la fe cristiana es hacer buena a la gente? No lo es. Pueden ser buenas personas tanto los creyentes de cualquier religión como los que no profesan ninguna. No es suficiente ser bueno para ser cristiano. Jesús invita a ir más allá de la bondad. Invita a una relación de amistad con El. Amistad que se va profundizando a lo largo de la vida y que ofrece criterios para cultivar tanto la relación filial con Dios como la relación fraternal y solidaria con los demás seres humanos. La primera lectura nos ofrece uno de los pensamientos más bellos sobre la sabiduría. Forma parte de una reflexión más amplia sobre la igualdad de los hombres en su naturaleza, y cómo esta nos perfecciona humanamente; es decir, lo que hace a los seres humanos distintos en la vida y en la muerte es la sabiduría, por la que compartimos la vida misma de Dios. Este don no solamente… Leer más »XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario (10 de octubre 2021)

XXVII Domingo del Tiempo Ordinario (3 de octubre 2021)

Génesis 2, 18-24; Sal. 127, 1-2. 3. 4-5. 6; Hebreos 2, 9-11; Marcos 10, 2-16 En una cultura en la que el amor se considera como algo espontáneo, un mero sentimiento; en una sociedad que tiene como postulado su caducidad y la fidelidad parece algo obsoleto y casi imposible de lograr y el divorcio es una realidad generalizada, la liturgia nos presenta el mensaje de Jesús sobre el amor conyugal, único, fiel e indisoluble. El relato de Génesis 2,18-24 -desde una cultura religiosa de la época, por lo tanto, no de manera científica-, nos diseña la aparición de la pareja humana. Y debemos recalcar ese verbo “diseñar”, porque no se trata de otra cosa. Es la mano de Dios la que lo hace y la que permite un diseño de amor. El creador de este relato –o una escuela catequética que llamamos «yahvista», porque desde el principio le da a Dios el nombre propio de Yahvé, que aparecerá con Moisés. El hombre, el varón, no es nada sin la mujer; es o sería la pura… Leer más »XXVII Domingo del Tiempo Ordinario (3 de octubre 2021)

XXVI Domingo del Tiempo Ordinario (26 de septiembre 2021)

Números 11, 25-29; Sal. 18, 8. 10. 12-13. 14; Santiago 5, 1-6; San Marcos 9, 38-43. 45. 47-48 La liturgia de la palabra en este día nos invita a la «cultura del nosotros». La humanidad no es un conjunto de individuos aislados». Toda la persona es mi «prójimo» que necesita de una mano amiga y solidaria. Por tanto, en este domingo, el Maestro de Nazaret, nos propone a vivir como Él al servicio del reino de Dios, haciendo la vida de las personas más humana, más digna y dichosa, para seguir construyendo una Iglesia verdaderamente fraterna y empática, movido por su espíritu que busca el bien de todos sus hijos, en especial de los más necesitados. La primera lectura, del libro de los Números (11,25-29) nos cuenta un episodio extraño, propio de las religiones ancestrales, en el que un grupo de ancianos, recibiendo el espíritu de Moisés, se ponen a profetizar. Era como una ayuda que Moisés tuvo para atender a los problemas de impartir justicia y orientar al pueblo en el desierto. Pero quizás… Leer más »XXVI Domingo del Tiempo Ordinario (26 de septiembre 2021)

XXIV Domingo del Tiempo Ordinario (12 de septiembre 2021)

Isaías 50, 5-9a; Sal. 114, 1-2. 3-4. 5-6. 8-9; Santiago 2, 14-18; San Marcos 8, 27-35 En la primera lectura de Isaías estamos ante uno de los famosos cantos del Siervo de Yahvé (cf Is 42; 49; 52-53), una de las cumbres teológicas del Antiguo Testamento desde todos los puntos de vista. Pertenecen a la segunda parte del libro de Isaías, al llamado Deutero-Isaías (40-55), en que aparece este misterioso personaje que encuentra el sentido a su misión apoyándose en la palabra de Dios. Por eso mismo la fidelidad a Dios, a la escucha atenta de su palabra, por encima de las afrentas que debe sufrir, ponen de manifiesto el misterio del dolor como la capacidad que se debe tener frente a toda violencia. En la segunda Lectura, el Apóstol Santiago nos decía que uno puede tener fe y otro obras, rechazando luego la fe sin obras ya que no es auténtica y verdadera fe cristiana, pues con las obras probamos nuestra fe, pero una fe sin triunfalismos y exclusiones de los que no la… Leer más »XXIV Domingo del Tiempo Ordinario (12 de septiembre 2021)

XXIII Domingo del Tiempo Ordinario (5 de septiembre 2021)

Isaías 35, 4-7a; Sal. 145, 7. 8-9a. 9bc-10; Santiago 2, 1-5; Marcos 7, 31-37 La Palabra que hoy nos ofrece la Liturgia Eucarística de este XXIII Domingo del Tiempo Ordinario nos invita a la esperanza, a no dejarnos vencer por el miedo, a mirar y a acoger con predilección a los más humildes y sencillos, a admirarnos y asombrarnos con la bondad que el Señor Jesucristo muestra hacia cuantos padecen enfermedad o sufrimiento. La primera lectura se toma del libro de Isaías y forma parte del llamado pequeño Apocalipsis de ese libro (cc. 34-35); como tal se expresa en unas imágenes que pueden sorprendernos de parte de Dios. Lo que verdaderamente llama la atención es la actuación personal de Dios sobre la ciudad de Sión-Jerusalén, que ha sido sometida al desastre. Pero en la mentalidad de los profetas verdaderos, al juicio siempre sigue la salvación, la restauración, ya que el juicio de Dios nunca es definitivamente de destrucción, ni sobre las personas, ni sobre los pueblos. Los que están viviendo la depresión, serán curados por… Leer más »XXIII Domingo del Tiempo Ordinario (5 de septiembre 2021)

La Asunción de la Virgen María (15 de agosto 2021)

Apocalipsis 11, 19a; 12, 1. 3-6a. 10ab; Sal 44, 10. 11-12. 16; Corintios 15, 20-27a; Lucas 1, 39-56. La solemnidad de la Asunción de María celebra la muerte y resurrección de la Santísima Virgen, es decir, los misterios del final de su vida y su resurrección por la gracia de Dios que la asocia como compañera inseparable de su Hijo eterno en la vida eterna. En la primera lectura el símbolo del cielo, apocalíptico desde luego, es el de la nueva comunidad, la Iglesia liberada y redimida por Dios que engendra hijos a los que les espera una vida nueva más allá de la historia. También María es “hija” de esa Iglesia liberada y salvada que vive como nosotros, siente con nosotros y es resucitada como nosotros, aunque sea madre de nuestro Salvador. Y por eso es también “madre” nuestra. Por su parte san Pablo nos recuerda que en Cristo es en quien Dios ha manifestado de verdad lo que nos espera a sus hijos. Él es el nuevo Adán, en él se resuelve el… Leer más »La Asunción de la Virgen María (15 de agosto 2021)

XIX Domingo del Tiempo Ordinario (8 de agosto 2021)

Reyes 19, 4-8; Sal. 33, 2-3. 4-5. 6-7. 8-9; Efesios 4, 30–5, 2; san Juan 6, 41-51 La primera lectura nos narra una de las escenas más maravillosas y excepcionales del profeta Elías, el prototipo del profetismo del Antiguo Testamento, donde Dios viene en ayuda del profeta, porque la lucha es “a muerte”. H defender una causa justa en nombre de Dios, no es apologética o fundamentalismo, o no debe serlo al menos, sino que es humanizar la religión. La segunda lectura prosigue con la exhortación a la vida nueva que lleva consigo el sello del Espíritu que deben poseer los cristianos. Lo que el autor pide, como consecuencia de esta identidad cristiana en el Espíritu, es determinante para conocer lo que hay que hacer como cristianos; es lo que se llama la praxis: evitar la agresividad, el rencor, la ira, la indignación, las injurias, y toda esa serie de maldades o miserias. La alternativa es ser imitadores de Dios, es decir, bondadosos, compasivos y perdonadores. No es un imposible lo que se propone en… Leer más »XIX Domingo del Tiempo Ordinario (8 de agosto 2021)

XVIII Domingo del Tiempo Ordinario (1 de agosto 2021)

Exodo 16, 2-4. 12-15; Sal 77, 3 y 4bc. 23-24. 25 y 54; Efesios 4, 17. 20-24; San Juan 6, 24-35 El pueblo de Israel, en su travesía del desierto hacia la libertad de la tierra prometida, experimentó múltiples incomodidades y se quejó amargamente de ellas. Ante las dificultades y la incertidumbre de su peregrinar por el desierto, el pueblo añora incluso las pobres seguridades que disfrutaba en su vida de de esclavitud. En realidad, no se quejan de Moisés, se quejan de Dios, y comienzan a dudar de sus promesas. La primera lectura está tomada del libro del Éxodo, en la que se describe que el pueblo, tras su salida de Egipto, ya en el desierto, desesperado, protesta contra Moisés porque los ha llevado a una libertad que viene a ser para ellos una esclavitud mayor. Es lo que se conoce como las tentaciones del desierto, lo que va a ser proverbial en la tradición bíblica y en algunos salmos (v. g. Sal 94). La segunda lectura de Efesios prosigue la parte exhortativa de… Leer más »XVIII Domingo del Tiempo Ordinario (1 de agosto 2021)