#Homilía

Sexto Domingo de Pascua (Ciclo B)

HECHOS 10,25-26.34-35.44-48; SALMO 97; 1 JUAN 4, 7-10; JUAN 15, 9-1 Vamos avanzando en el camino de nuestra Pascua; ya el próximo domingo vamos a estar celebrando la ascensión del Señor al cielo, y estaremos aguardando junto con toda la Iglesia el don del Espíritu que vendrá sobre nosotros en Pentecostés. Pero antes de celebrar estos misterios, la Iglesia nos invita hoy a que volvamos nuestra mirada al resucitado, para descubrir cuál es la tarea, cuál es el mensaje que Él nos deja como síntesis de su vida. En el Evangelio hemos leído un aparte del capítulo 15 de San Juan; este texto está en el marco del gran discurso de despedida que el Evangelista pone en labios de Jesús, después de lavar los pies de sus discípulos. Se trata de las instrucciones finales que el maestro regala a los suyos para que comprendan bien lo que deben hacer después de que ocurran todos los acontecimientos de la pasión, muerte y resurrección. Y todo ese discurso de Jesús, puede sintetizarse muy bien en una sola… Leer más »Sexto Domingo de Pascua (Ciclo B)

Quinto Domingo de Pascua (Ciclo B)

HECHOS 9, 26-31; SALMO 21; 1 JUAN 3, 18-24; JUAN 15, 1-8 Han pasado varias semanas desde que celebramos con gozo la Resurrección del Señor el día solemne de la Pascua; y el quehacer de todos los días, la vida cotidiana con sus problemas y sus dificultades va haciendo que esa alegría que experimentábamos por sentir tan viva la presencia del Señor, vaya quedando como una cosa del pasado. La Liturgia de la Palabra de este domingo, quiere justamente enseñarnos que la vida cristiana implica un esfuerzo constante, una lucha cotidiana por encontrarse con el Señor, por renovar la experiencia de su presencia viva y resucitada en nosotros. En el evangelio que acabamos de escuchar, el Señor nos presenta la alegoría de la vid; una bellísima imagen que el Señor usa para mostrarnos la realidad de íntima comunión y unidad que debe existir entre Él y nosotros: como los sarmientos permanecen unidos a la vid, así el cristiano debe permanecer siempre unido al Señor, pues sin Él nada podemos hacer. Así como las ramas de… Leer más »Quinto Domingo de Pascua (Ciclo B)